sábado, 23 de febrero de 2013

Presupuestos Municipales 2013. Valoración general

Termino de dar cuenta de los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2013, después de haber comentado los capítulos de ingresos y gastos, con una valoración general de los mismos.


La propuesta de Presupuesto Municipal para 2013 presenta un recorte de aproximadamente del 10% respecto al Presupuesto de 2012. Los gastos e ingresos se calculan en 99.047.880 € (110.035.986 y 110.067.492 €,  respectivamente, en 2012).

Después de desperdiciar los recursos municipales en operaciones especulativas y quemar los ingresos resultantes, nos quedamos con una Administración paralizada por la incapacidad del Equipo de Gobierno de crear una alternativa sostenible y socialmente justa en este escenario de grave crisis económica que atenta contra nuestras vidas.

La crisis azota a la población y desde las instituciones hay que tomar medidas urgentemente. Es necesario crear una red de servicios sociales que mitiguen los efectos de la crisis. Una red permanente y sostenida en el tiempo. Y esta es solo una primera medida, deberemos iniciar un nuevo modelo basado en la economía productiva, verde y solidaria: por una reindustrialización sostenible.

Desde la Unión Europea y el Gobierno de España se espera un rescate financiero para nuestro país. Un rescate que inyectará miles de millones de euros a la banca pero que pagaremos todas y todos los ciudadanos. Preparémonos para nuevos atropellos en forma de medidas de ajuste. Las medidas económicas emprendidas por los distintos gobiernos y las que están por venir llevan a la miseria a cada vez más familias.


El presupuesto para 2013 podría haberse convertido en una oportunidad para plantear soluciones y alternativas a los problemas de la ciudadanía y de la administración local. Se podía haber sentado las bases para conseguir una ecuación en la que el Consistorio se pusiera al servicio del pueblo y no de los intereses privados.

El papel de la Empresa Municipal de Gestión de la Vivienda es una prueba de ello. Pone suelo municipal a disposición de promotoras y constructoras para que las viviendas supuestamente protegidas las terminen pagando roceños y mateños a precio de mercado, prácticamente.

La política del Partido Popular en las diferentes administraciones tiene en común el desmantelamiento del sector público. Da igual que sea en el Gobierno Central, en la Comunidad de Madrid o este Ayuntamiento. Apuestan claramente por la destrucción del empleo público para conseguir este fin. Podemos comprobar como el Capítulo 1 de personal disminuye mientras que el Capítulo 2 de gastos corrientes y servicios aumenta. Se precariza el empleo público convirtiéndolo en contratos mercantiles.

Se podría enriquecer la propuesta de presupuesto mediante multitud de sugerencias si no fuera porque han facilitado la documentación con una semana de antelación y con fiestas de por medio. Y esto a lo que respecta a los Grupos Políticos de la oposición, ni han planteado poner en práctica la participación e incluir en el proceso de elaboración de los presupuestos a los colectivos del municipio y a la ciudadanía en general.

Las asociaciones y los ciudadanos son participantes activos en la vida del municipio. Forman parte de Las Rozas y Las Matas y como tal deberían de poder intervenir en los asuntos públicos. Se trata de un principio democrático fundamental. Evidentemente esto se convierte en imposible cuando se llevan a Pleno los presupuestos un 28 de diciembre a toda prisa.

No nos podemos sorprender del Partido Popular en este sentido. Si no es capaz de dotar partidas de participación en el presupuesto, el que se tome en cuenta la opinión de la ciudadanía es una mera quimera.

En líneas generales, los presupuestos para 2013 no respetan el principio de justicia. Los ingresos se basan mayoritariamente en unos impuestos injustos. Se hace evidente la falta de voluntad del Partido Popular de repartir el esfuerzo tributario de forma equitativa entre los contribuyentes y su incapacidad para promover ingresos suficientes por otras vías. Con este prólogo se aplican los recortes de forma matemática. Da igual que afecten a dependientes, mayores o niños; que sean en deporte, cultura, servicios sociales o educación.

Todo esto no es casual. Hay que reconocer al Partido Popular que actúa en coherencia con los principios neoliberales que inspiran a su partido. Pero ha explotado la burbuja especulativa y ha terminado la barra libre. Ahora los intereses que defiende en neoliberalismo confrontan directamente con los de la ciudadanía. La única salida a la crisis posible está basada en la justicia social, algo de lo que carecen estos presupuestos.

Que paguen más los que más tienen, una mejor utilización y reparto de los recursos, participación y poner la administración al servicio de la ciudadanía son unos buenos puntos de partida para corregir la errática política presupuestaria del Partido Popular.