jueves, 21 de febrero de 2013

Presupuestos Municipales 2013. Ingresos

A vaya horas os comento los Presupuestos Municipales de este año, pero la verdad es que tengo poco tiempo.

Los Presupuestos fueron debatidos e inicialmente aprobados, con el voto en contra de todos los Grupos Políticos de la oposición, en el Pleno Municipal Extraordinario que se celebró el 28 de diciembre de 2012. Y no, no fue una inocentada del Equipo de Gobierno.


Puedes ver y consultar una presentación de los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2013 en la web del Ayuntamiento.

Para no hacer un post larguísimo voy a ir por partes. En esta primera entrada informaré de nuestra posición respecto al capítulo de los ingresos, en una segunda daré cuenta del capítulo de gastos y en una tercera, y última entrada, realizaré una valoración general de los Presupuestos Municipales.


Ingresos


Los ingresos se cuantifican en la cantidad de 99.047.880,00 €


Hay que señalar que la mayor parte de los mismos provienen de los impuestos directos a los vecinos del municipio. El Capítulo 1 (impuestos directos) asciende a casi 62 millones de euros, el 62,5% del presupuesto. Y de estos casi 38 millones corresponden al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), un impuesto injusto e insolidario que viene incrementándose año tras año.


Aunque el Equipo de Gobierno alega que baja este impuesto, lo cierto es que viene aumentando progresivamente año tras año como consecuencia de la revisión catastral. Y este resultado al alza lo conoce perfectamente el Partido Popular que reclama la disminución de los impuestos en las tribunas pero los sube en los despachos.

Se presentaron las Ordenanzas Fiscales para el próximo año a las que nuestro Grupo Municipal se opuso porque considera que el sistema contributivo municipal puede mejorarse notablemente. Entre las propuestas presentadas se encontraba incluir un recargo sobre el IBI a los inmuebles de uso residencial que estuvieran permanentemente desocupados o establecer el IBI progresivo en función de la renta familiar. Propuestas que fueron rechazadas por el Equipo de Gobierno del Partido Popular.

Reclamar impuestos progresivos no es una novedad. Es un aspecto que contempla la Constitución, ese texto al que tanta reverencia guardan para según qué cosas.

En su artículo 31, punto 1 establece:

Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

Es decir, que paguen más los que más tienen. Pero la justicia fiscal necesita también de sistemas de control. El fraude fiscal produce una reducción de los recursos municipales, limitan la prestación de servicios y producen desigualdad en las aportaciones de los contribuyentes, rompiendo los principios de justicia, igualdad y progresividad. En el caso de Las Rozas el Equipo de Gobierno se comprometió en 2009 a ejecutar un Plan de Inspección Tributaria.

Por supuesto no se ha realizado el Plan Inspección Tributaria, que venía contemplado en el Plan de Saneamiento 2009-2015, el mismo en el que se basa el Plan de Ajuste que se aprobó en 2012.

Este Plan de Ajuste es de imposible cumplimiento. En primer lugar porque se vincula a la ejecución de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

Tampoco se han acometido las medidas necesarias para mejorar la eficiencia de la administración como por ejemplo mediante el Plan de Formación Continua.

El incumplimiento del Plan de Ajuste lo reconoce hasta el propio Interventor en su informe en el que destaca que no se respetan sus previsiones.

También llama la atención la reducción del Capítulo 4, el de transferencias corrientes. Es aquí donde se incluyen los ingresos de subvenciones y convenios, y donde se ve claramente el calado de los recortes del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. El Gobierno Regional financiaba actuaciones para que fueran los Ayuntamientos los que prestaran los servicios. Pero podemos comprobar que han desaparecido muchas partidas de carácter social, cultural y educativo.

Son por ejemplo las destinadas a:

·         Integración e inmigración – 44.000 €
·         Voluntariado – 11.500 €
·         Escuelas y talleres – 18.000 €
·         Taller de empleo – 344.897 €
·         Formación FIP – 28.244 €
·         OPEA – 112.192 €
·         Juventud – 10.000 €
·         Programación cultural – 8.000 €

Estos son sólo unos ejemplos a los que se suman las partidas que ven reducida su aportación de la Comunidad de Madrid y que también se reducen, por ejemplo subvenciones destinadas a discapacidad (-66,6%), atención primaria (-25%), mujer (-42,8%), dependencia (-60%), menor (-42,2%), educación (-6,9%), educación de adultos (-30%) y bibliotecas (-54,3%).

Además el Gobierno Regional ha traicionado a los Ayuntamientos y a los madrileños al recortar unilateralmente partidas que repercuten directamente en el apartado de ingresos del presupuesto municipal. En el último Pleno municipal, nuestro Grupo Municipal mostró su preocupación por el recorte en a financiación autonómica de las Brigadas Especiales de Seguridad (BESCAM).

El recorte de la Comunidad de Madrid se traduce en el caso de Las Rozas en más de 2,5 millones de euros. En 2013 recibiremos un 51,47% menos de la administración regional.


En el Capítulo 6 de enajenación de inversiones reales se han previsto unos ingresos por valor de 6,2 millones de euros. En 2011 se presupuestaron por este concepto casi 26 millones de euros de los no se llegaron a ingresar ni 30.000 €.

En 2012 de los 7,8 millones de euros previstos de momento no se ha recaudado ni un solo euro aunque está en proceso de adquisición de terrenos la Empresa Municipal de Gestión de la Vivienda (EMGV). Al final, una empresa pública del Ayuntamiento acude al rescate para salvar en parte este desequilibrio presupuestario y abonar 4,8 millones de euros.

Está claro que la política del Partido Popular se basa en la destrucción del Estado y las instituciones. La despatrimonialización y la mala gestión de los recursos municipales siguen esta línea, que se concretan en operaciones especulativas a corto plazo. En plena crisis hemos comprobado que esta forma de actuar conduce al colapso de los ingresos municipales. En Las Rozas superarán el siguiente curso político mediante una nueva operación de endeudamiento de 2,7 millones de euros, no acometiendo las inversiones vinculadas a la venta de parcelas o mediante la mercantilización del desfase presupuestario vía EMGV.

El presupuesto tiene que cumplir el principio de fidelidad con la realidad y desde luego el Capítulo 6 no lo hace. Se ha perdido la oportunidad de implantar políticas que hubieran generado ingresos recurrentes y que consolidaran el patrimonio municipal; haber incrementado los ingresos del Capítulo 5 (ingresos patrimoniales) en lugar de consumir los recursos municipales.