miércoles, 26 de diciembre de 2012

Sobre la vivienda pública de Las Rozas. Nuestras propuestas

Continuo dando cuenta del Pleno Municipal del 28 de noviembre.

Ya he comentado la primera de las mociones que presentamos a ese Pleno, -una muestra de apoyo, por parte del Pleno Corporativo a los trabajadores de la sanidad pública en su lucha contra los recortes y privatizaciones.

En este caso, la moción versa sobre nuestras propuestas en materia de vivienda pública en nuestro municipio.

Nuestro Grupo Municipal continúa planteando mociones sobre vivienda pública, en este caso considerando la problemática que han denunciado los vecinos de la promoción de vivienda pública protegida de El Montecillo.

En este Pleno se ha debatido en diferentes ocasiones el papel de la Empresa Municipal de Gestión de la Vivienda (EMGV). Desde nuestro Grupo Municipal hemos defendido su existencia, frente a otros grupos que proponen su eliminación, porque entendemos que tiene que tener un papel fundamental en facilitar el acceso a la vivienda a los roceños y roceñas, mateños y mateñas.

Mas allá de debatir el papel de la EMGV, que consideramos que tiene que asumir otro papel que el de simple gestor entre promotoras privadas y dueño de suelo público así como financiador directo del presupuesto del Ayuntamiento. La política del Ayuntamiento de Las Rozas tiene que cambiar de forma neta.

La vivienda ha dejado de considerarse como un derecho social básico  que es necesario garantizar. Se ha convertido en una fuente de  acumulación económica para una minoría, mientras la mayoría debe endeudarse durante décadas para obtenerla o pagar unas rentas abusivas en un mercado de alquiler altamente especulativo.

Las propias administraciones y sus entes públicos han sido cómplices en los fenómenos especulativos, convirtiendo la política de vivienda en mecanismo de exclusión y segregación.

Nuestro pueblo es un buen ejemplo de las políticas de exclusión y  especulación con la vivienda que expulsan a los jóvenes de su propio municipio.

Durante los últimos meses hemos conocido las quejas de muchos vecinos, que han conseguido viviendas en promociones de la EMGV, denunciando que los precios de los alquileres que abonan son muy elevados. Precios que contrastan con la coyuntura actual presidida por una gravísima recesión económica y con los efectos que está teniendo en el terreno del empleo, que castiga especialmente a los jóvenes.

Además denuncian que tras la privatización de la gestión de estas promociones encuentran el desamparo por parte de las administraciones públicas ante los abusos de las promotoras y gestoras de las promociones.



En materia de vivienda, Izquierda Unida–Las Rozas-Las Matas prefiere el gasto público  directo en lugar del indirecto, que ha demostrado ser regresivo y  socialmente injusto. Para evitar la especulación y el fraude, y para activar la rotación del patrimonio público, Izquierda Unida apuesta  por el régimen de alquiler para la vivienda pública, aceptando otras formas de acceso a la propiedad sólo transcurrido un periodo de 20 años, pero manteniendo, en todo caso, el derecho de propiedad del suelo por parte del Ayuntamiento.

Por lo tanto, para Izquierda Unida–Los Verdes asegurar el acceso a una vivienda digna es una prioridad y un compromiso fundamental. De cara a conseguir este objetivo apostamos decididamente por la Vivienda Social en alquiler y por un Plan Municipal de Vivienda Joven para la emancipación.

Es por ello que proponemos una serie de acuerdos al Pleno de Las Rozas:

1. Creación de una bolsa de vivienda social en alquiler, equivalente a un 10% del parque residencial y cuyo importe esté vinculado a la situación económica, siendo como máximo el 30% del salario neto del solicitante de la vivienda. Esta bolsa se crearía mediante:

a) Inversión a través de la compra a precio de coste del excedente de viviendas existente en Las Rozas y Las Matas por especulación urbanística  destinada a la bolsa de vivienda social en alquiler antes  mencionada.

b) Gestión municipal de la vivienda vacía a través de la subvención  y promoción del alquiler de viviendas vacías existentes ahora  mismo en Las Rozas.

c) Incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) sobre las viviendas vacías que no estén en la bolsa social de viviendas.

d) Destino de una partida presupuestaria específica para el acceso gratuito a viviendas sociales por parte de personas vulnerables o en riesgo de exclusión social como mujeres objeto de maltrato de género, desahuciadas, ancianos o personas dependientes o con movilidad reducida hasta la adaptación de su vivienda habitual o hasta la superación de ese periodo de vulnerabilidad  social.

2. Elaborar un censo del parque de viviendas existentes en Las Rozas y Las Matas por estado de conservación, localización y tipología que sirva como  base para un diagnóstico de necesidades para la intervención  pública.

3. Exención de pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a todas las viviendas cuyo propietario sea el Ayuntamiento.

4. Asunción municipal de todos los gastos de mantenimiento y  reparación de las viviendas de propiedad municipal.


Esta moción contó con el apoyo del resto de Grupos Políticos de la oposición, no así con el del Grupo del Partido Popular, que sólo consiguió entrar en el bucle del éxito de la política de vivienda pública en Las Rozas.

No sé qué criterios emplea el Concejal de Urbanismo, Juan Blasco, para determinar como éxito la política de vivienda pública. En la promoción de El Montecillo existen viviendas vacías y los vecinos protestan por el elevado precio de sus viviendas en la actualidad.

Pero ellos se empeñan en hablar de éxito pese a esos datos. No es un buen punto de partida para establecer otra política de vivienda pública en Las Rozaas y Las Matas accesible a los vecinos y vecinas con menos recursos económicos.