miércoles, 9 de mayo de 2012

Graffiti, de expresión artística a la represión

En el pasado Pleno Municipal del día 25 de abril el Grupo de UPyD presentó una moción para mejorar el protocolo de limpieza de las expresiones urbanas, graffiti.


En principio íbamos a apoyar dicha moción ya que mostraba en su argumentación un justo balance entre la expresión artística urbana que supone el graffiti y el mantenimiento del municipio.


El caso es que en una Comisión Informativa Extraordinaria de Servicios a la Ciudad, previa al Pleno Municipal, se nos trasladó una nueva redacción de la moción, al haber sido acordada con el Grupo Municipal del Partido Popular, en la que desaparecía cualquier cuestión relativa a la dimensión de la expresión artística del graffiti.


El graffiti aparece en la moción como algo sucio, objeto de los servicios de limpieza municipales y punible. Algo que hay que eliminar rápidamente.


La moción transaccionada entre los dos grupos no está pues equilibrada, como en un principio lo estaba, antes del acuerdo entre los grupos, dejando constancia de que el graffiti es una cuestión de limpieza y de orden públicos.




Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes entendemos el graffiti como una forma de expresión artística, marcadamente urbana, cuajada no pocas veces de contestación política al estado de cosas existente. Es una expresión de rebeldía y de confrontación con el poder.


Ya lo decía aquella pintada, que no graffiti,  Si la prensa es del capital, las paredes son nuestras.


He hablado de pintadas diferenciándolas de los graffiti. Una pintada no es artísitica es meramente informativa, reivindicativa.


Una firma, o tag en el argot, podemos definirla como la hermana menor del graffiti. Puede tener mayor o menor carga artísitca, pero su función reside en la apropiación del espacio del que firma, su visibilidad en ese entorno.


Aún siendo menor, hay firmas que han pasado a la historia, tales como las del famoso Muelle. Pese al vandalismo urbano de esta forma de arte con el que se califica, por parte de la derecha más reaccionaria de nuestro país, el Ayuntamiento de Madrid decidió conservar este tag en la calle Montera.




El problema no es de limpieza, decoro u orden público en la mayoría de los casos, si no de expresión de las inquietudes artísticas de los jóvenes de nuestro municipio. Quizás sea la forma de sentirse parte de él, de hacerlo suyo, de identificarse con el espacio en el que viven.


En Las Rozas y en Las Matas existen parques y diversos lugares infrautilizados, cuando no directamente abandonados, que bien podrían habilitarse para el graffiti sin que supusiera ninguna molestia para los vecinos. Esa fue nuestra propuesta en el Pleno, la generación de alternativa, frente a algo que llega a entenderse como un problema de limpieza y de orden.


El arte no es sólo aquello que nos encontramos en los museos.



2 comentarios:

Valente Ixtlahuaque Solis dijo...

Saludos desde Guadalajara, Jalisco, Mexico.
En Jalisco encontramos algo muy similar a lo que escribes y el gobierno gasta millones de pesos en borrar el Graffity, pero cuando le pides un espacio para realizar un mural se niega rotundamente, por ello nos reunimos varios amigos para formar, una Asociacion Civil. Donde promovemos a los chicos talentosos, conseguimos patrocinios y Spot atractivos donde la sociedad pueda disfrutar del GRAFITI ARTISTICO. Atravez de un trabajo de 3 años hemos logrado un nombre y respeto dentro del graffity de nuestra localidad. Los invita a conocer nuestro Trabajo en FACEBOOK._VERTIENTE SOCIAL MURALISTA. Gracias.

Carlitos Buenaventura dijo...

Hola Valente.
He estado viendo vuestra página en Facebook y hacéis obras realmente interesantes.
Me ha llamado la atención, la integración de la obra con el espacio, cosa que no es nada fácil y, que imagino que es fruto de una proyección y diseño previo muy elaborados.
Excelente trabajo.
Un abrazo fuerte desde Las Rozas, Madrid, España