miércoles, 28 de noviembre de 2012

Pleno Municipal del 31 de octubre de 2012

Ya he comentado las mociones que nuestro Grupo Municipal defendió en este Pleno, -implantación de presupuestos participativos en la localidad y sobre el club de fútbol de Las Rozas, Sociedad Anónima Deportiva-, asi como las preguntas que formulamos ,- la situación del Punto de Encuentro Familiar y la protesta de los vecinos y vecinas de la promoción de vivienda pública del Plan Joven de El Montecillo-, y sus resultados, -pobres, debido a la estrechez de miras del Equipo de Gobierno de nuestro municipio-, que no nos desaniman a continuar presentando mociones que promuevan la participación de la ciudadanía en la vida política de Las Rozas y Las Matas, y aquellas otras mociones que persigan una gestión más eficaz y eficiente de los recursos públicos de nuestro Ayuntamiento, ya que son de todos.

Seguimos y seguiremos defendiendo lo común, lo de todos, frente a los intereses particulares y privatizadores de unos pocos y que a ellos sólo beneficia.

En fin, entre otras cuestiones que se trataron en el Pleno Municipal, hay que destacar la designación de las fiestas locales para el año próximo, días 6 de mayo, -Virgen de la Retamosa-, y 30 de septiembre, -San Miguel.

Se aprobó, definitivamente, la Ordenanza Municipal de creación, modificación o suspensión de ficheros de carácter personal que tiene nuestro Ayuntamiento.

Pero la cuestión más importante fue la adhesión a la Mancomunidad de Municipios del Sur para el establecimiento y administración conjunta de los servicios municipales de gestión, tratamiento y eliminación de residuos urbanos.



El nuevo modelo de gestión de los residuos propuesto por la Comunidad de Madrid se enmarca dentro de la línea que está siguiendo el Partido Popular madrileño de desentenderse de cuantas competencias pueda, aunque esto suponga una nueva carga para los ya saturados Presupuestos Municipales.

Esta falta de responsabilidad y solidaridad de la administración regional va a provocar el aumento o la aparición de tasas, en su caso.

La Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid, aprobada en 2007 en Consejo de Gobierno, propone que las nuevas complicaciones técnicas y financieras derivadas de este Estrategia sean solucionadas por los Ayuntamientos por medio de Mancomunidades de Municipios. Este planteamiento contradice la Ley 5/2003 de la Comunidad de Madrid, también aprobada por el Partido Popular, que establece en su artículo 5, punto 2a, que la eliminación se prestará, preferentemente, mediante la constitución de consorcios entre los municipios y la Comunidad de Madrid.

Las cuestiones medioambientales son problemas generales, incluida la gestión de los residuos. La Comunidad de Madrid ha pasado de proponer el consorcio, una fórmula de responsabilidad compartida, en un texto con rango de Ley, a proponer la creación de mancomunidades en un texto aprobado en Consejo de Gobierno. De esta forma traslada toda la responsabilidad a los municipios.

Los municipios sufrirán un fuerte impacto negativo. En el caso de las entidades incluidas en la Mancomunidad Sur, tendremos serios problemas. Se prevé que el vertedero que dé servicio se colmate en 2013, por lo que serán los Ayuntamientos de esa Mancomunidad los que tendrán que hacer frente a los gastos de adecuación de las infraestructuras existentes y/o la creación de otras nuevas. En resumen, supondrá el aumento exponencial del precio por tonelada de residuos. En las Islas Baleares el Partido Popular ya puso en marcha este nuevo modelo de gestión y la mancomunidad creada vio como sus gastos se elevaban de 20 euros por tonelada a 126 euros por tonelada, después de tener que hacerse cargo de las inversiones necesarias.

Independientemente de si serán mancomunidades o consorcios quienes gestionen los residuos, el sentido político de la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid confronta directamente con la propuesta de Izquierda Unida-Los Verdes en esta materia. Mientras que el Partido Popular promueva actuaciones paliativas para deshacerse de los residuos resultantes de una mala gestión de los sectores productivos y de consumo, Izquierda Unida-Los Verdes propone:

  • Apostar por la reducción de residuos, por ejemplo, envases de plástico, y el reciclaje en origen, sobre todo en los sectores productivos.
  • Establecer sistemas de retorno para envases. Estos sistemas ya están funcionando en muchos países de Europa con buenos resultados.
  • Aumentar los requisitos de tratamiento de residuos industriales.
  • Descentralizar las plantas de tratamiento para ahorrar en costes de transporte, además de disminuir la huella ecológica dejada por los vehículos. En este sentido, también recogemos la propuesta compartida con los sindicatos que llevan tiempo reclamando un mejor mantenimiento y renovación de las flotas dedicadas al transporte de residuos.
  • Fomentar el reciclaje de podas y vegetales en compostadoras particulares y municipales.

Me temo, ójala me confunda y mis dotes de profeta sean pésimas, que nos espera una tasa municipal de basuras. Ya lo veremos el año 2014.

Sobre la retirada de la moción de UPyD, por la defensa de la unidad nacional española como garantía de la unidad y la cohesión, de manera unilateral por parte del Alcalde hablaré en otro post porque se lo merece por entero.

Seguiremos informando.