viernes, 5 de octubre de 2012

Recogida de firmas para la Iniciativa Legislativa Popular por la dación en pago

Este domingo, día 7 de octubre, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid ha decidido poner mesas para la recogida de firmas en todos los municipios de la Comunidad.

En Las Rozas, los compañeros de la Asamblea Popular del 15M de Las Rozas y de Las Matas se suman a esa iniciativa y recogerán firmas tanto en Las Matas, -queda por confirmar si en el Parque Primero de Mayo o en las inmediaciones de la estación del tren-, y en Las Rozas, -dependiendo del número de efectivos se situarán en el Burgo Centro y en la Plaza de España.



La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago supone la apertura de una salida política y social a la grave crisis que nos azota con sus efectos día tras día, cada vez con mayor violencia.

Dada la sinrazón dogmática del Gobierno en la aplicación de la política económica neoliberal para afrontar la crisis al dictado del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, a través de lo que se ha venido a llamar la troika, la ILP por la dación en pago es una apertura a la ciudadanía para que exprese sus demandas en cuanto al problema de la vivienda en nuestro país.

El problema de la vivienda en nuestro país es una muestra inequívoca de la ineficiencia e ineficacia del sistema económico capitalista en la asignación de recursos.

La grave crisis que vivimos nos muestra el gran número de viviendas que han quedado vacías por el estrangulamiento del crédito de las entidades financieras. Así mismo, pese a este número de viviendas vacías, son muchas las personas, las familias, que no pueden acceder a una vivienda.

Es necesario, en este punto, manifestar que la vivienda es un derecho reconocido en la Constitución, no un artículo o bien de lujo al alcance de aquellos que se lo puedan permitir. Es una cuestión de Derechos Humanos.

La gestión de las políticas de ajuste neoliberal como respuesta a la crisis de endeudamiento provoca ilimitadamente el sufrimiento de más y más personas.

Una de las caras de este sufrimiento social es el desempleo, creciente mes a mes.

Aquellas personas que poseen una vivienda sobre la que pesa una hipoteca ven como al caer en situación de desempleo involuntario no pueden hacer frente a las cuotas del préstamo hipotecario, debido, fundamentalmente, a la escasa cuantía de la prestación por desempleo. En ese caso, con la acumulación de cuotas sin pagar, verán llegar la orden de desahucio dictada por un juzgado a demanda de la entidad financiera que les concedió el préstamo hipotecario.

El desahucio es la experiencia familiar y personal más desesperante que se puede sufrir. Es la pérdida del domicilio, de la filiación a un lugar y la potencial entrada en la espiral de la pobreza y de la exclusión social.

Pobreza que viene dada por la deuda de por vida que queda contraída con la entidad financiera que ha concedido el préstamo hipotecario. Frecuentemente, la vivienda es subastada por un 50, 60% de su valor de tasación, que se utilizó para conceder la hipoteca, y adquirida por esa misma entidad financiera en una segunda subasta, ya que la primera de  ellas ha quedado desierta.

La diferencia entre el precio por el que se ha adquirido la vivienda en la subasta y el valor de tasación es la cuantía de la deuda que la persona desahuciada debe afrontar. Debe continuar pagando por una vivienda que ya no posee, ni disfruta.

La banca siempre gana.

La ILP por la dación en pago supone que entregado el bien objeto de embargo, es decir, la vivienda, la deuda queda cancelada. Así, se abre la oportunidad de empezar de nuevo y no con la deuda contraída que es una losa pesadísima para cualquier desahuciado, que llega a imposibilitarle comenzar de nuevo.

La ILP también supone el alquiler social de las viviendas objeto e desahucio por un 30% de los ingresos de la persona o familia desahuciada. Se trata de este modo de garantizar el derecho a la vivienda.

Plantea, también, la moratoria en los pagos de las cuotas del préstamos hipotecario para aquellas personas que se encuentran en desempleo.

La vivienda es un derecho de ciudadanía, no un lujo al alcance de unos pocos.

Firma por la Iniciativa Legislativa Popular por la dación en pago este domingo en Las Rozas y en Las Matas.

Hacen falta medio millón de firmas. Hace falta tu firma.