lunes, 11 de marzo de 2013

¿Quién es Yoani Sánchez?

El pasado viernes se presentó el evento iredes, III Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales, al que asistió como estrella del evento Yoani Sánchez, bloguera cubana.

Pero, ¿quién es Yoani Sánchez?

Yoani Sánchez se hizo mundialmente famosa, no tanto por su blog, Generación Y, si no por la cantidad de premios que ha recibido desde su creación en 2007. En 2008 consiguió el Premio de Periodismo Ortega y Gasset, que otorga el diario El País, así como el bitacoras.com, el The Bob's y la Universidad de Columbia le obsequió con el galardón María Moors Cabor, esta vez, en 2009.

También recibió diferentes menciones en 2008, tales como la de la revista Time, que la catalogó como una de las cien personas más influyentes del mundo, la mención de su blog como uno de los mejores del mundo por la misma revista y por la cadena estadounidense CNN. Otras menciones, no menos importantes, todas en el mismo año, fueron la que le realizo la revista Foreign Policy, como una de las diez intelectuales más importantes del año; la misma mención por la revista mexicana Gato Pardo.

Las ganancias económicas de estos premios, distinciones y menciones se estiman en cuatrocientos mil dólares, cifra muy alejada, estratosférica diría yo, para cualquier ciudadano o ciudadana cubana que resida en la isla.

¿La autora de un blog con tantos premios y menciones? ¿Qué escribe en el blog para ser tan aclamada?

Escribe sobre la realidad cubana, su sistema político, su sociedad civil, su cultura y sus logros en materia de sanidad y educación de forma crítica, pero, ay, justificando las campañas de acoso de Estados Unidos hacia Cuba y su política de embargo económico y comercial, que tanto está perjudicando la actividad económica y comercial de Cuba y la vida diaria de la población.

Yoani Sánchez es el altavoz del Gobierno norteamericano.


El caso es que su blog tiene traducción a ..., ¡veinte idiomas!, tiene su servidor en Alemania, donde se alojan otras webs y blogs de extrema derecha, tiene un tráfico y velocidad que no posee ningún sitio en Cuba y es sufragado por la Sociedad Interamericana de Prensa, piedra angular del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Por cierto, su blog se mantiene ajeno al bloqueo criminal de los Estados Unidos a Cuba.

En este punto hay que destacar varios hechos. Su blog no está cerrado en Cuba. La mala conexión de Cuba a la red de Internet es producto del bloqueo norteamericano. Numerosos sitios cubanos han sido cerrados por orden del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y otros censurados por Google y Youtube. Los internautas cubanos no tienen acceso a páginas y servicios norteamericanos, por vivir en un país prohibido por la legislación de ese país.

El papel de los Estados Unidos en la financiación y mantenimiento de la disidencia cubana está muy claro.

La agencia de noticias EFE habla de opositores pagados por Estados Unidos en Cuba. La agencia británica Reuters señala que el Gobierno estadounidense proporciona abiertamente apoyo financiero federal para las actividades de los disidentes en Cuba. Por su parte, la agencia de prensa estadounidense The Associated Press reconoce que la política de financiar a la disidencia interna en Cuba no es nueva, desde hace años el Gobierno de Estados Unidos ha gastado millones de dólares para apoyar a la oposición cubana.

Yoani Sánchez mantiene una estrecha relación con la Oficina de Intereses de Estados Unidos en la Habana, -SINA-, según hemos podido conocer por los cables revelados por Wikileaks.

Su remuneración mensual asciende a una cantidad estimada de 8.000 dólares mensuales, considerando sólo sus colaboraciones en Radio Nacional de España, El País y la Sociedad Interamericana de Prensa. Remuneración muy alejada de la que percibe cualquier cubano o cubana residente en la isla.

Yoani Sánchez no tiene ninguna credibilidad.