lunes, 18 de marzo de 2013

Por el mantenimiento de las Políticas Municipales de Igualdad

En el pasado Pleno Municipal del mes de febrero presentamos, como es habitual, dos mociones.

En esta entrada voy a dar cuenta de la primera de ellas, Contra los recortes en Políticas Municipales de Igualdad.

Nuestro Grupo Municipal presentó esta moción al albur de la proximidad del día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El Anteproyecto de Reforma de la Ley 7/1985 de Bases del Régimen Local, pretende la reducción general de las competencias municipales, centralizar en las Diputaciones Provinciales o a las siete Comunidades Autónomas uniprovinciales, las competencias de los Ayuntamientos pequeños y, en un paso posterior, reducir el número de concejales, porque supone:

  • La reducción de lo público. Ya sabemos lo que supone el lema más mercado, menos Estado: privatizar las ganancias y socializar las pérdidas.
  • La centralización territorial, pese a que los Ayuntamientos gestionan sólo el 13% del gasto público del Estado, cifra muy inferior a la media europea, y a la que la Asamblea de Municipios y Regiones de Europa celebrada en Cádiz en septiembre de 2012, acordó que la descentralización, el desarrollo y la democracia deben ser líneas de trabajo prioritarias.
  • La pérdida de democracia, que la Carta Europea de Autonomía Local define como el acercamiento de las decisiones a la ciudadanía y el derecho y la capacidad efectiva de las Entidades Locales integradas por miembros elegidos por sufragio libre, secreto, igual, directo y universal, -sin prejuicio de los cauces locales de participación directa de los ciudadanos-, de ordenar y gestionar una parte importante de los asuntos públicos, en el marco de la Ley, bajo su propia responsabilidad y en beneficio de sus habitantes.
  • Discriminación del medio rural, ya que se pierde prácticamente la institución municipal.
Pero, además, la Reforma tiene una incidencia negativa en la igualdad entre hombres y mujeres porque:
  • Suprime el artículo 28, que ha permitido desde hace treinta años a la mayoría de los Ayuntamientos tener Concejalías, actividades y planes de promoción de la igualdad, en consonancia con el mandato del artículo 9.2 de la Constitución de promover activamente la igualdad.
  • Limita a los Ayuntamientos de más de veinte mil habitantes la posibilidad de ejercer por delegación de la Comunidad Autónoma la promoción de la igualdad de la mujer, lo que supone una discriminación de las mujeres del medio rural, una reducción de esfuerzos igualitarios y un alejamiento de las decisiones políticas respecto a la ciudadanía.
  • Restringe, además, la autonomía local para responder a las demandas ciudadanas y de ignorar el mandato constitucional a todos los poderes públicos de promover la igualdad en el ámbito de sus competencias. Esta reforma contraviene la Carta Europea para la Igualdad de Hombres y Mujeres en la Vida Local, -Consejo de Municipios y Regiones de Europa, 2006-, que promueve las políticas municipales de igualdad, con objetivos relevantes y evaluables, y recursos humanos y materiales propios y adecuados.
  • Dificulta el movimiento de la Ley Integral contra la Violencia de Género de 2004, cuyo artículo 19, para la Asistencia Social Integral, exige la concurrencia de los Ayuntamientos.
  • Atenta contra la democracia paritaria, ya que la elección de 68.462 Concejalías constituye el ámbito más extenso de participación de mujeres directamente elegidas, la inmensa mayoría no retribuidas, todo hay que decirlo, en la toma de decisiones.
El 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, es la fecha propicia para que nuestro Ayuntamiento muestre verdaderamente su voluntad de enfrentarse y poner freno a los recortes en políticas de igualdad y mostrar así su voluntad decidida y comprometida para que la igualdad de las mujeres no sea la cabeza de turco de todas las políticas de austeridad de las Administraciones.

Por todo lo expuesto, nuestro Grupo Municipal presentó los siguientes acuerdos al Pleno Municipal de nuestro Ayuntamiento:
  • Mostrar nuestro más firme rechazo a cualquier propuesta de supresión de las Políticas Municipales de Igualdad.
  • Mostrar nuestro compromiso firme y decidido a incrementar los recursos materiales y humanos en políticas de igualdad.
  • Aumentar el presupuesto destinado a políticas transversales y específicas destinadas a conseguir la igualdad entre mujeres y hombres.
  • Incrementar los recursos materiales y humanos para la prevención y atención de las mujeres en situaciones de especial vulnerabilidad.
  • .Elevar al Gobierno central la exigencia de no restringir los derechos de las mujeres y paralizar cualquier reforma regresiva de la Ley de Bases del Régimen Local.


Esta moción contó con el voto favorable del Grupo Municipal del PSOE, atendiendo al papel que ha venido desempeñando la Administración Local en el avance en la igualdad entre géneros y el retroceso que supone la Reforma de las Haciendas Locales, ya que esta reforma deja a un lado las cuestiones de igualdad entre hombres y mujeres.

Contó con la abstención del Grupo Municipal de UPyD, ya que entre sus propuestas políticas figuran la concentración de Ayuntamientos, cuando su número de habitantes sea inferior a veinte mil habitantes, evitando las duplicidades en las competencias entre Administraciones Públicas, y la eliminación de las Diputaciones Provinciales.

Ya apunté en mi segundo turno de intervención, que la democracia es muy cara y que, tal y como están poniéndose las cosas, habrá que ponerle lindes para abaratarla.

Más allá de la ironía sobre esta cuestión, UPyD no comparte nuestra preocupación por las políticas municipales en la igualdad entre géneros. No es consciente de la división del trabajo existente por género, no entiende la cosmovisión del heteropatriarcado hegemónico en nuestra sociedad, no es consciente de la violencia ejercida contra las mujeres ni de sus consecuencias, -a este respecto comparte las tesis de su diputado Toni Cantó-, ni observa con preocupación de la doble presencia de las mujeres, que conllevan a que sus jornadas de trabajo sean eternas, ni tampoco el techo de cristal que sufren en el ámbito laboral en el momento de la promoción laboral profesional en las empresas.

El Equipo de Gobierno del Partido Popular votó en contra de esta moción.

Alegó que nuestro Ayuntamiento ejercerá las competencias que nos podramos permitir, tal y como apuntó el Presidente de su Partido en junio de 2011. Tal y como están las cosas, con una clara tendencia a empeorar a consecuencia de la errónea política económica de ajuste neoliberal, que ha sido la misma que nos ha conducido a esta recesión económica, habrá que temerse que nos podremos permitir bien poco.

A continuación adujeron el manido asunte de las duplicidades de competencias entre Administraciones. En este caso hay que decir claramente por qué hablan de duplicidades cuando quieren hablar de recortes en las prestaciones y servicios sociales, tomando como pretexto las duplicidades. Vamos a ver, ¿cuántas duplicidades hay en nuestro Ayuntamiento?

En este punto hay que considerar que es la Administración Local la más cercana al ciudadano, la que debe conocer de primera mano las necesidades de la ciudadanía y a partir de ahí desarrollar las políticas sociales oportunas para dar cobertura a esas necesidades. De ahí la importancia de los Ayuntamientos en la estructura de la Administración del Estado.

Actualmente las políticas de igualdad de género, de apoyo a la mujer se encuentran conveniadas, por parte de nuestro Ayuntamiento, con la Comunidad de Madrid y es a través de esos Convenios como se financian. ¿Podemos estar al albur del Presupuesto de la Comunidad, objeto de recortes en políticas sociales ejercicio tras ejercicio, para la puesta en marcha de políticas de género en Las Rozas y en Las Matas?

Pues eso.