martes, 2 de abril de 2013

Solidaridad con los seis vecinos de Vallecas que se enfrentan a un juicio por defender las fiestas del barrio

El próximo cuatro de abril se celebra el juicio contra seis vecinos de Vallecas acusados de delitos y faltas muy graves como atentado a la autoridad, resistencia y alteración del orden público, tras una protesta ciudadana en la que se pedía diálogo para poder celebrar las fiestas de La Karmela en el antiguo recinto ferial del distrito. Después de que el Pleno de la Junta Municipal fuese suspendida, tres de los acusados fueron detenidos arbitrariamente y al portavoz en aquellos momentos de Izquierda Unida en la Junta Municipal, Javier Espinosa, le acusan de agredir y causar lesiones a varios policías municipales, por lo que se le pide nada menos que un año y medio de cárcel y su inhabilitación para ejercer cargo público. Esta increíble situación, dada su edad y el hecho de que ni siquiera fuese detenido en el transcurso de  los hechos, trata de ocultar la verdad: que la policía municipal actúo de manera desproporcionada y violenta contra unos vecinos que ejercían su derecho a la protesta.


Es especialmente grave la falsedad del testimonio de la Presidenta de la Junta Municipal del Partido Popular, Eva Durán, en la que se basa la imputación objeto de este juicio, ya que se realizan contra personas que acumulan una larga trayectoria en las organizaciones sociales y vecinales del distrito, ejercida siempre de manera altruista y por medios pacíficos y democráticos.

Los hechos ocurridos en junio de 2009 dieron píe a una manifestación convocada por la práctica totalidad de las entidades sociales del barrio, a la que acudieron tres mil vecinos que exigieron la dimisión de la Presidenta de la Junta Municipal, verdadera responsable de los incidentes. Es importante significar que una semana después de los incidentes, Eva Durán, autorizó la celebración de las fiestas, tal como pedían los vecinos.


Este juicio es otro antecedente más de los múltiples que se han venido produciendo desde entonces ante la resistencia y respuesta en la calle de la población ante los recortes y desmantelamiento de los servicios públicos.

Hacemos un llamamiento a todas las personas que quieran sumarse a acompañar a los acusados el próximo día cuatro en el Juzgado de lo Penal Número 17, a las 12:30 horas, para expresar de forma pacífica la repulsa al incremento de la represión y acoso a las libertades democráticas y su solidaridad con ellos.