lunes, 22 de abril de 2013

Déficit de transporte público en Las Matas

El déficit de transporte público en nuestro municipio es por todos conocido, de ahí el protagonismo que cobra el coche particular en la movilidad en Las Rozas y Las Matas debido, también, a la dispersión urbana.

A comienzos del pasado mes de abril tuvimos conocimiento de la creación de una línea exprés de autobús entre Las Rozas y Madrid, que acortaba la duración del trayecto. Una buena noticia que facilita el transporte público frente al privado en nuestros desplazamientos a Madrid, muy frecuentes debido a que buena parte de los roceños y roceñas trabajamos en Madrid.

Pero, ¿qué pasa con Las Matas? No existe una línea directa que conecte esta localidad con Madrid sin que pase su recorrido por Las Rozas y, consiguientemente, aumente la duración del viaje y lo haga poco atractivo.

Por este motivo en el Pleno del pasado 27 de marzo, nuestro nuevo Concejal, Gonzalo Sánchez-Toscano, -que ya presentaré cuando de cuenta del Pleno-, realizó la siguiente pregunta, ¿qué gestiones está realizando el Equipo de Gobierno para implantar una línea exprés de autobús entre Las Matas y Madrid?.

Nos respondió la Concejal de Servicios a la Ciudad, María Jesús Villamediana, que se estaba comenzando a conversar a este respecto con el Consorcio de Transportes de Madrid, que éste estaba estudiando tal posibilidad, y que el Equipo de Gobierno es consciente del grave déficit que presenta Las Matas en cuanto a transporte público y, especialmente, en su conexión con Madrid.

Aún así, el Consorcio de Transportes está esgrimiendo el coste económico de la línea exprés entre Las Matas y Madrid, aludiendo al bajo número de usuarios. Estos prefieren el uso de su coche particular debido a la baja frecuencia de los autobuses y a la duración del trayecto.

Las Matas cuenta con una población de cerca de diez mil habitantes y tiene una sola línea de autobús para ir a Madrid, la 622. Esta línea tarda una hora, aproximadamente, en recorrer los veinticinco kilómetros hasta Madrid y tiene una frecuencia de un autobús cada media hora.


Esta línea ha sido objeto de quejas por parte de los vecinos y vecinas de Las Matas por su poca eficiencia tanto por su baja frecuencia, como por la duración del trayecto hasta Madrid. Por si esto fuera poco, la línea ha sido objeto de recortes que la hacen aún menos atractiva como alternativa al uso del coche particular: en 2011 se suprimieron las frecuencias de veinte minutos en hora punta y meses después se amplió su recorrido hasta la glorieta del Monte Urgull, lo que ha provocado que se incremente la duración del trayecto hasta Madrid entre cinco y diez minutos.

Nuestro Ayuntamiento dispone de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible desde 2009, que está durmiendo el sueño de los justos en algún cajón de alguna Concejalía. Este estudio apunta que la línea entre Las Matas y Madrid debería tener una frecuencia de paso de diecinueve minutos y una duración de trayecto de treinta y cinco minutos, como máximo.

No nos podemos quedar con que el Consorcio de Transportes aduce que hay poca demanda de transporte público en Las Matas. Debemos preguntar por las necesidades de movilidad de aquellos vecinos y vecinas, especialmente jóvenes, jubilados y aquellos que no disponen de coche, para percibir que la demanda de la línea exprés entre Las Matas y Madrid es un clamor popular, siendo uno de los principales motivos que apuntan del trato discriminatorio frente a Las Rozas.


La rentabilidad, la competitividad de las líneas de transporte público, también se crean. Hay que tener en cuenta que la mitad de las personas que utilizan su coche para acudir a Madrid lo hacen por el mal servicio que presta el transporte público en nuestro municipio: el autobús tarda cerca de una hora, mientras que en coche apenas se tarda más de veinte minutos.

Hay que defender y demandar un transporte público en Las Matas que suponga una alternativa real y efectiva al uso del coche particular para los desplazamientos a Madrid. Se puede plantear que las líneas de autobuses de Galapagar y Torrelodones tengan una parada en Las Matas.

El transporte público para nuestro municipio y para el Equipo de Gobierno no es un mal inevitable.