jueves, 26 de abril de 2012

Por una radio pública municipal

En Las Rozas disponemos de una emisora de radio de titularidad municipal, en el dial 107.7 de la Frecuencia Modulada (FM), que ha sido explotada, mediante convenio, por Radio Intereconomía hasta hace bien poco.


Ante el fin de ese convenio y el de otra empresa, Tirafam, sobre instalaciones y antenas, nuestro Grupo Municipal decidió plantear en el Pleno Municipal de este mes de abril una moción para el establecimiento de una radio pública municipal.





Pese a la grave crisis que atravesamos, y a la que no vemos una salida ni a medio plazo ni a largo plazo debido a las medidas de política económica puestas en marcha, nuestra emisora de radio municipal puede abstraerse del contexto comercial radiofónico y promover otros valores tales como la participación ciudadana, la libre expresión, el acceso a la cultura y la democracia inclusiva y participativa.


Bajo estos términos planteamos la recuperación de Radio Las Rozas para el municipio y su puesta en funcionamiento para la emisión de una programación realizada por vecinas y vecinos aficionados al medio y a la expresión de las asociaciones y organizaciones que componen el tejido social de Las Rozas y Las Matas.


La gestión municipal de la emisora, su titularidad, debe ser la garantía de la participación y de la pluralidad de nuestro municipio, de ahí la creación de una Asamblea Municipal de la Radio, conformada por los participantes en la gestión radiofónica de la emisora.


Además, plantea la creación de talleres de radio para despertar el interés por las ciencias de la información y, en particular, del medio radiofónico para los vecinos más jóvenes, en colaboración con los colegios e institutos de secundaria, que tendrían su participación, además, con sus programas de radio.


La posibilidad de llevar esto a cabo está en nuestra mano. La infraestructura está disponible y es sólo cuestión de ponerla en funcionamiento.


Radio Las Rozas se convertiría en una de las fuentes de información principales de la actualidad de nuestro municipio de una manera plural y colectiva.


La moción fue rechazada con los votos de los Grupos de UPyD y del Partido Popular.


UPyD esgrimió que no estaba de acuerdo con la gestión pública de la emisora y la participación de los grupos políticos en la misma (?), apuntando que su representación en el Consejo de Telemadrid había renunciado a su participación en el mismo.


Ante la abstención en la participación política de un recurso público, como es la emisora local de radio, de un grupo que representa a algunos miles de electores de Las Rozas y de Las Matas, ¿qué modelo de gestión plantean? La abdicación de lo público en el mercado, en la licitación de la emisión para empresas privadas, ha dado lugar a un monocorde y muy poco democrático, -poderoso caballero es Don Dinero-, panorama en los canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT) de nuestra Comunidad, por poner un ejemplo.


Lo público es garantía de participación, de control democrático y de la pluralidad de la sociedad. Es el interés de la ciudadanía en su conjunto lo que está en juego.


Y en el caso de que no sea así, se debe demandar, luchar y buscar los mecanismos sociales, económicos y políticos para que así sea.




Por su parte, el Partido Popular argumentó el coste que supondría para las arcas municipales su gestión y más en el contexto económico en el que nos encontramos de control del déficit en los Presupuestos Municipales.


Por nuestra parte, ante el manido y falaz argumento de no hay dinero, apuntamos que los festejos taurinos presupuestados para este año alcanzan una cifra cercana a los 250.000 euros para cuatro días. La radio municipal supondría un coste, dada la experiencia de Radio Villalba, de aproximadamente 100.000 euros anuales para 365 días de emisión.


El coste, entonces, no es elevado, ya que el grueso de la programación es obra de organizaciones, asociaciones y vecinas y vecinos interesados en participar en la emisión de programas, para lo que hay que contar con una Asamblea que permita establecer y fijar la parrilla de programación, así como los contenidos de la misma.


Además, no se trata de un coste, si no de un servicio público que cuenta con la infraestructura para poder ser prestado y que su puesta en marcha conlleva la amortización de esas instalaciones.


Se trata, en definitiva, de una cuestión de voluntad política para poner en marcha un medio de comunicación local público y abierto a la participación de la ciudadanía de Las Rozas.

2 comentarios:

Grândola dijo...

La democracia participativa significa que las cosas están hechas por y para. Muchas personas no queremos sólo que las cosas se hagan para nosotros, queremos intervenir, es decir, queremos que estén hechas por nosotros. Esa es la diferencia entre una democracia participativa y todo lo demás. Cuando se expliquen las cosas, si queremos redundar en un modelo participativo tenemos que explicar más el “por” que el para, porque si las cosas están hechas “por” la ciudadanía se entiende, se da por hecho, que son “para” la ciudadanía. No caben ambages ni medias tintas.

Carlitos Buenaventura dijo...

Te agradezco la anotación. Es asi. Prestaré más atención a la redacción. Salud