jueves, 5 de enero de 2012

Pleno Municipal Extraordinario del 30/12/2011

Este Pleno que tenía el carácter de Extraordinario, lo era, precisamente, porque tenía como objeto único la aprobación definitiva de los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2012.

El caso es que en el transcurso de la semana comprendida entre el Pleno anterior, el que se celebró el día 23, y este que aquí nos ocupa, con "Navidad", sorpresa y alevosía se convocó para el martes 27 una Comisión Informativa de Servicios a la Ciudad en la que se nos presentaron dos modificaciones puntuales al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente.

Como puede fácilmente entenderse, la documentación de dicha Comisión nos fue facilitada de manera incompleta el mismo lunes, para posteriormente contar con la documentación completa a escasos días de la celebración del Pleno.

Al grano. En este Pleno Municipal se trataron tres cuestiones, a saber:
  • Aprobación definitiva de los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2012.
  • Plan de Pensiones de los empleados municipales para el año 2011.
  • Aprobación inicial de dos modificaciones puntuales del PGOU vigente.
El vídeo de esta sesión del Pleno Corporativo puedes verlo aquí.

La aprobación definitiva de los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2012 se produjo después del debate de las alegaciones presentadas por los Grupos Municipales del PSOE y UPyD.

Ni que decir tiene, que ambas alegaciones fueron rechazadas por el Partido Popular y que los Presupuestos fueron aprobados con sus votos favorables, votando en contra el resto de Grupos de la Corporación.

Nuestra valoración de los Presupuestos Municipales no puede ser más negativa.

Parten de un capítulo de ingresos que no ha considerado el contexto en el que se encuentra la economía, marcada ya por la recesión, por lo que se estiman los ingresos de manera inferencial a los gastos que se han previsto. Es decir, se proyectan los gastos y a partir de estos se elaboran los ingresos. Lo más lógico es que fuera al revés, pero dada la gravísima crisis económica que padecemos, mucho nos tememos que las cuentas no cuadrarían de ninguna de las maneras.

Por lo que respecta al capítulo de gastos, destacan el gasto en software, la minoración de los programas de las áreas de juventud y de cultura, que además ven elevarse los precios de sus actividades; la trampa de las becas en la Concejalía de Educación que no discrimina entre enseñanza pública, concertada o privada; la distorsión en la prestación de servicios y actividades entre la Concejalía de Servicios a la Ciudad y las tres Concejalías de Distrito, que están supeditadas a la primera; el gasto previsto para festejos taurinos, etc.

Merecen una mención especial los Convenios a suscribir con la Comunidad de Madrid en cuanto a las políticas activas de empleo y de servicios de orientación sociolaboral dirigidos a los desempleados y desempleadas de nuestro municipio, ya que aunque estén perfectamente detallados los programas y las acciones a desarrollar junto con su presupuesto, están al albur de los más que posibles y previsibles recortes de la Comunidad de Madrid a lo largo de este año en sus Presupuestos. Ya lo veremos.


Nada más que añadir que lo que ya he apuntado en anteriores entradas: falta de transparencia y participación en su elaboración, por lo que no se atienden las demandas ni las necesidades de la ciudadanía de Las Rozas ni de Las Matas. Se podría hablar de despotismo, pero no de ilustrado. No lo son.

El Plan de Pensiones de los empleados municipales para el año 2011 parte de que la Concejalía de Recursos Humanos lleva un tiempo sin realizar las aportaciones acordadas como parte empleadora, por lo que se están tomando decisiones de forma unilateral y sin negociación alguna con la representación legal de los trabajadores.


El efecto es que se están alterando drásticamente las condiciones del sistema del plan de pensiones que forma parte del Acuerdo Regulador de las Condiciones de Trabajo del  Personal Funcionario y que se viene aplicando de manera interrumpida, y sin problemas, desde su aprobación por el Pleno Municipal de fecha 17 de diciembre de 2001, al contar siempre con su partida presupuestaria adecuada y suficiente.

El asunto que más nos preocupa, -porque los Presupuestos Municipales serán objeto de fiscalización por parte de nuestro Grupo Municipal a lo largo del año, ya sea en Comisiones Informativas como en los mismos Plenos Municipales-, son las modificaciones puntuales del PGOU vigente.

La primera de estas dos modificaciones plantea el cambio de uso de la parcela 24 del Área de Planeamiento remitido PR VII "Parque Empresarial".

Esta parcela se encuentra en el Parque Empresarial al lado de la calle Severo Ochoa  y enfrente del establecimiento Factory, con una superficie de 44.100 metros cuadrados.


En un principio su uso iba a ser el de Hotel-Convención. La modificación plantea una modificación de su uso, ampliándolo a terciario. Esto es va a permitir la construcción del Hotel-Convención en una superficie de 14.700 metros cuadrados y 29.400 metros cuadrados dedicados a oficinas.


Se trata, desde nuestro punto de vista, de una mera concesión al propietario de la parcela ya que la modificación consiste, ni más ni menos, en dividir la parcela en dos partes, por lo que ampliando su uso dicho propietario obtendrá unos pingües beneficios económicos.


El asunto más grave viene dado por la modificación puntual en el ámbito de los Sistemas Generales y las Parcelas 2 y 7 del "Parque Empresarial" y de la UE VII-I "Kodak", y Documento de Ordenación Pormenorizada, en grado de Plan Parcial.




La modificación afecta a tres parcelas y el Concejal de Urbanismo esgrime varias razones para la realización de esta modificación.


La primera es cumplir las sentencias judiciales existentes sobre la Ciudad del Fútbol. 


Recordaremos a este respecto que nuestro Grupo Municipal, en su momento, presentó tres denuncias sobre la cuestión. Una relativa al Convenio entre la Real Federación de Fútbol y el Ayuntamiento de Las Rozas que supone la cesión gratuita de la parcela. Otra relativa a la licencia de edificación que otorgó el Ayuntamiento. Y la tercera al Estudio de Detalle, que suponía, según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la atribución de una edificabilidad lucrativa privada y el uso terciario relacionado con fines deportivos de la parcela, ambas cuestiones incompatibles con la condición de Sistemas Generales de la misma.


La segunda es que hay razones de interés general y público, debido al encinar y a su calificación como Sistemas Generales, buscándose el equilibrio (?) entre lo privado y lo público, ya que supone el incremento (?) del parque natural que es el encinar.


En este caso, lo que se pierde como Sistemas Generales por la Ciudad del Fútbol, se pretende ganar con esta modificación puntual. Cosas veredes, amigo Sancho.


Finalmente, el Concejal arguyó que el planeamiento urbano previsto supone solamente la edificación de 988 viviendas.


Con enorme cinismo el Partido Popular presenta públicamente esta modificación como una ampliación del Parque Natural. Es difícil concebir de qué forma la urbanización de una parte importante de un encinar de tan alto valor ambiental puede suponer una ampliación del mismo. De las 36 hectáreas con las que cuenta la antigua Unidad de Ejecución VII, propone la construcción de 22, es decir, del 60%. Esta es la verdadera realidad de esta modificación, la destrucción de este espacio de tan alto valor, por mucho que el Partido Popular se empeñe en venderla como lo contrario.



Insiste, además, en que la modificación no afecta a ninguna zona protegida. Es falso, afecta a un encinar que está catalogado como Monte Preservado, así aparece en la Ley Forestal 16/95 y así aparece reconocido incluso en el Estudio de Incidencia Ambiental presentado por el Partido Popular en su momento. Además, se trata de un encinar protegido por la Directiva Hábitat de la Unión Europea (531014), que obliga a proteger los espacios a los que afecta y, concretamente, en su artículo 6.4 establece que para consentir un proyecto que suponga deterioro de estos espacios sólo pueden alegarse consideraciones de salud o seguridad pública o, previa consulta a la Comisión Europea, otras razones de interés público de primer orden. No parece que estemos ante ninguno de estos dos supuestos.


Para evitar la aplicación de la Ley Forestal y la protección de este encinar el Concejal se escuda en que ya había sido declarado Suelo Urbano en 1988. Se está aludiendo a una ordenación urbanística obsoleta. Si es Suelo Urbano, ¿por qué no lo han construido ya? ¿por qué necesitan esta modificación del Plan General de Ordenación Urbana? Recordamos que estos terrenos ya fueron objeto de un intento de modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de 1994, que fue rechazado por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Regional en una resolución de fecha 15 de abril de 1998. En la resolución se menciona, entre otros motivos, lo siguiente: 


“(...) está ocupado por un encinar bien conservado (prolongación del existente hacia el oeste como Sistema General de Espacios Libres), que se desarrolla sobre terrenos de topografía ondulada por donde discurren varios arroyos con vegetación de ribera, y se encuentra cartografiado como Monte Preservado en el anexo de la Ley 16/95, Forestal y de Protección de la Naturaleza de la Comunidad de Madrid".


¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Por qué la urbanización detenida y rechazada por la Comunidad de Madrid en 1998 puede venderse ahora como un simple trámite en Suelo Urbano sin que su protección suponga ningún impedimento legal?


La ordenación urbanística en la que el Partido Popular basa este intento de destrucción de un encinar tan valioso, desde el punto de vista ecológico, es clasificar este suelo como Suelo Urbano. Es importante  que no confundamos las categorías de Suelo Urbano y Suelo Urbanizable. Según la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid (art 14.1):


“Tendrán la condición de suelo urbano los terrenos que, formando parte de una trama urbana, cumplan alguna de las siguientes condiciones:

a) Que sean solares por ser aptos para la edificación o construcción y estar completamente urbanizados, estando pavimentadas las calzadas y soladas y encintadas las aceras de las vías urbanas municipales a que den frente y contando, como mínimo, con los servicios de abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales, suministro de energía eléctrica y alumbrado público conectados a las correspondientes redes públicas.

b) Que cuenten con urbanización idónea para la edificación o construcción a que deba otorgar soporte y realizada en grado suficiente, que proporcione, en todo caso, acceso rodado por vía urbana municipal, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y suministro de energía eléctrica y alumbrado público.

c) Que estén ocupados por la edificación o construcción al menos en las dos terceras partes de los espacios aptos para la misma, conforme a la ordenación que establezca el planeamiento urbanístico.

d)Que estén urbanizados en ejecución del planeamiento urbanístico y de conformidad con sus determinaciones.”


Es decir, la ordenación que, según el Concejal de Urbanismo, hace que este suelo no esté protegido considera que en ese encinar hay acceso rodado, aceras soladas y encintadas, calzadas pavimentadas, suministro de agua y energía eléctrica, alumbrado público y evacuación de aguas residuales. Nada más lejos de la realidad evidente para cualquier ciudadano que pasee por allí.


Así, estamos ante un suelo con una ordenación urbanística obviamente obsoleta a la que el Ayuntamiento trata de aplicar una Ley pensada para casos que nada tienen que ver con el que nos ocupa. Una ordenación urbanística irreal e inaplicable, en la que se han ido acumulando “chapuzas” y errores técnicos. Una ordenación que en ningún caso puede estar por encima de la protección ambiental que esos suelos merecen tener y tienen.


Cualquier modificación del Plan General de Ordenación Urabana que se plantee en unos suelos tan valiosos para el municipio deberá partir de un esfuerzo técnico y político serio que dé respuesta a la verdadera situación de ese suelo, un suelo de altísimo valor ecológico y grandes ventajas para la calidad de vida de los ciudadanos del Parque Empresarial, en particular, y de Las Rozas, en general.


Pero por encima de las cuestiones puramente técnicas y legales estamos hablando de voluntad política. El Partido Popular ha tomado la decisión política de destruir ese encinar, y además lo ha hecho intentando ocultarlo, escondiendo premeditadamente su decisión en medio de frases cínicas y huecas que poco o nada tienen que ver con el carácter de la operación, centrando todos sus comunicados en las supuestas maravillas de la regularización de la Ciudad del Fútbol y la falsa “ampliación del Parque Natural”.


El Partido Popular ha tomado una decisión política infame. Ha decidido construir un suelo que sabe que jamás podría ser urbanizado con la legislación urbanística actual, escudándose en una dudosa ordenación de hace 24 años. En temas ambientales el Partido Popular ha retrocedido al desarrollismo franquista, a los tiempos anteriores al Protocolo de Kioto, a la declaración de Río y al informe Brundtland, una verdadera vergüenza para una ciudad que es miembro de la Red Española de Ciudades por el Clima y que presume públicamente de su supuesta sostenibilidad.


Si el Partido Popular tuviera la más mínima intención de conservar este suelo, podría hacerlo. Existen instrumentos técnicos que permitirían la desclasificación de un suelo que podríamos considerar fuera de ordenación o que permitirían liberar como cesiones la totalidad del encinar en base a actuaciones en suelos que sean, de verdad, urbanos no consolidados.


Legalización de la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol.


La solución que el Equipo de Gobierno propone para los terrenos públicos ocupados ilegalmente por la Real Federación Española de Fútbol es para el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes inadmisible. No podemos aceptar que ante un caso de subordinación del interés público a los intereses privados, juzgado y sancionado por el Tribunal Supremo, el Ayuntamiento proponga una solución que en la práctica beneficia a la constructora Levitt y a la promotora Gran Atlas 2000, SA, ambas propietarias del suelo, y que para el conjunto de los ciudadanos de Las Rozas no supondrá más que la pérdida de un valioso encinar en perfecto estado de conservación que aumenta su calidad de vida.


Más grave aún es que el Partdio Popular haya aprobado este proyecto a escondidas, en plena semana de Navidad y sin contar en absoluto con los ciudadanos ni con los grupos de la oposición


Hay que recordar que en el asunto de la Real Federación Española de Fútbol, Izquierda Unida es parte implicada. Fuimos la primera parte demandante contra una cesión declarada ilegal por los tribunales de justicia. Tenemos una sentencia firme favorable del Tribunal Supremo cuya ejecución podemos pedir. Cada día que se ha prolongado la situación ilegal de la Federación Española en esos terrenos públicos, desde la sentencia del Tribunal Supremo de marzo de 2010, ha sido porque no se ha requerido la ejecución de la sentencia a los tribunales de justicia. También por esta circunstancia, consideramos un verdadero insulto esta modificación puntual que pretende aprobar el Partido Popular en Navidad, con alevosía y en el más absoluto secretismo hacia el resto de los Grupos Municipales que componemos esta Corporación.


Con esta modificación puntual los terrenos ocupados ilegalmente por la Real Federación Española de Fútbol no pasarían inmediatamente a ser de su propiedad. Los terrenos seguirán siendo públicos. Dejarían de ser demaniales para ser patrimoniales, y entonces el Ayuntamiento podría abrir un concurso público para cederlos, al que se podría presentar tanto la Real Federación Española de Fútbol como cualquier otra institución interesada. La cesión se realizaría en las condiciones que el Ayuntamiento estipulara, que podrían incluir el pago de un canon o el uso público de parte de las instalaciones. 


Así, también podemos cuestionar uno de los dogmas incuestionables que el Partido Popular sigue a la hora de intentar resolver este asunto: Por encima de todo, del interés público, de la sostenibilidad medioambiental, de la conservación del encinar, el Ayuntamiento ha puesto el dogma de que en ningún caso una entidad privada como la Real Federación Española de Fútbol tendrá que pagar un sólo euro por el disfrute de unos terrenos públicos cuyo valor sería interesante conocer. Aquí hay otra decisión política en la que el Ayuntamiento una vez más hace dejación de su deber de ser garante de los intereses públicos y vuelve a actuar como simple gestor de privilegios ilimitados para una entidad privada.


Izquierda Unida no ha ganado una sentencia judicial, sino tres. En 2010 el Tribunal Supremo declaró ilegal la cesión de terrenos a la Federación de Fútbol, pero ya en 2005 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid había declarado ilegal el estudio de detalle, y en 2004 la licencia de construcción. Si la licencia es ilegal, cada metro cuadrado que se ha construido allí hasta ahora también. Aún haciendo la modificación puntual, aún suscribiendo un nuevo acuerdo de cesión, esta vez legal, con la Federación, las edificaciones que allí hay seguirían siéndolo con una licencia y un estudio de detalle ilegales. La única forma que tiene el Ayuntamiento de legalizar totalmente la situación sería derribando las edificaciones existentes y construyéndolas otra vez, esta vez con una licencia legal. Bonito embrollo.


Izquierda Unida no desea que se llegue a esta situación, pero nos reservamos nuestro derecho a hacer que las sentencias judiciales y las leyes se cumplan. Las sentencias judiciales no son sustituidas por mayorías absolutas. Estamos abiertos a negociar una solución legal y permanente para la Ciudad del Fútbol, siempre que responda al interés público de los ciudadanos y ciudadanas de Las Rozas y siempre que la solución no pase por la destrucción de unos suelos de tan alto valor ecológico como los del encinar del Parque Empresarial. Desgraciadamente, la forma vil con la que el Partido Popular ha presentado y tramitado esta modificación no nos puede resultar, ni por lo más remoto, satisfactoria.


A la pretensión, dadas las fechas en las que se han aprobado estas dos modificaciones puntuales, -con la oposición del resto de los Grupos Municipales-, de ampliar el plazo de presentación de alegaciones a dos meses, el Alcalde en persona nos informó que la documentación estará disponible en la página web del Ayuntamiento, por lo que, dada la publicidad, no había lugar a ampliar el período para la presentación de alegaciones.

Finalizamos este Pleno con el apartado de Ruegos y Preguntas que nos quedaron pendientes del Pleno anterior, dada su extensión.

Las preguntas que formulamos desde nuestro Grupo Municipal fueron, por una parte sobre las quejas sobre a la baja frecuencia de paso de la línea de autobús 622.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible del Ayuntamiento de Las Rozas constata esta deficiencia proponiendo una nueva línea 622 Express, que conecte directamente Las Matas con Madrid en un tiempo aproximado de 35 minutos, y con una frecuencia media de un autobús cada 19 minutos.

¿Va a trabajar el Ayuntamiento en la línea que recomendaba el Plan de Movilidad Urbana Sostenible para solucionar este problema?

Y, por otra parte, observamos que en los Presupuestos Municipales para el año 2012 fijan una partida presupuestaria de 100.000 euros para la Revisión del PGOU y otra, también de 100.000 euros, para modificaciones puntuales del PGOU vigente. ¿Qué actuaciones se prevén tramitar mediante estas modificaciones puntuales?

Por lo que respecta a la primera pregunta, nos respondieron que estaban estudiando las propuestas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible para corregir esa situación. A la segunda pregunta, nos respondieron que se trataba de una mera provisión de fondos que debía tener reflejo en los Presupuestos Municipales.

Este Pleno finalizó con dos ruegos por parte de nuestro Grupo Municipal, que es cierto que se quedaron fuera de momento, debido a su traslado a este Pleno.

El primer ruego era el relativo a que el Ayuntamiento facilitara todo lo posible la instalación del cartel Welcome to Fabulous Las Matas, ya que nos parece una expresión de cultura popular y debe ser tratada con el respeto que merece.

El segundo de los ruegos era el que hace referencia a la instalación de dos voluminosos aparatos de televisión en el Salón de Plenos que fueron utilizados por la Concejal de Servicios a la Ciudad en el Pleno del día 23 en el transcurso de su presentación sobre los Convenios a suscribir entre el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Canal de Isabel II. En este ruego demandábamos que esos aparatos fueran también utilizados por el resto de Grupos Municipales, promoviendo la igualdad de trato y la igualdad de oportunidades en nuestras intervenciones en el Pleno.

Nos respondió el mismo Alcalde a los dos ruegos expuestos, apuntando que el primero era extemporáneo, ya que se había dado el permiso para la instalación del cartel a los vecinos de Las Matas que lo habían instalado previamente.

Por lo que respecta al segundo, nos dijo que por supuesto el resto de los Grupos Municipales podríamos utilizar los dos monitores de televisión instalados en el Salón de Plenos durante nuestras intervenciones.

Seguiremos informando.