martes, 3 de enero de 2012

Comisión de Transparencia y Participación Ciudadana

A raíz de una moción propuesta por el Grupo Municipal de UPyD en el Pleno Municipal del pasado mes de septiembre y a consecuencia de la transacción de la que fue objeto por los diferentes Grupos Municipales que componemos el Pleno Corporativo del Ayuntamiento de Las Rozas, se conformó la Comisión Municipal sobre Transparencia y Participación Ciudadana.

Nuestra organización no entiende la transparencia sin la participación ciudadana, de tal manera que la segunda conduce a la primera. Es más, sin participación no hay transparencia. De este modo conseguimos que en la misma Comisión se trabajasen ambas cuestiones.

Según nos comentó el concejal de UPyD en esa Comisión, su Grupo planteó la moción a consecuencia de los informes emitidos por la Agencia Transparency International España y el bajo puesto que ocupaba nuestro Ayuntamiento en el ranking de municipios, el setenta y cinco, concretamente.

Así, el trabajo que plantea UPyD se basa en una serie de indicadores sobre transparencia elaborados por la citada Agencia.

Por su parte, el Ayuntamiento mostró en el Pleno su interés en las cuestiones relativas a la transparencia en la gestión municipal a través de la web del Ayuntamiento, por lo que se mostró interesada en ese aspecto, a través de la creación de un portal sobre transparencia en Internet.

En el momento de redactar esta entrada la Comisión se ha reunido en tres ocasiones.

En la última de las reuniones, celebrada el pasado veinte de diciembre, se trabajó sobre la tabla de indicadores apuntada anteriormente.

El asunto que me preocupa profundamente es entender que la transparencia y la participación ciudadana se pueden circunscribir a una serie de indicadores y, por tanto a un mero procedimiento.

La transparencia y la participación ciudadana son parte de la cultura democrática. Son unos valores que se deben promover, establecer los mecanismos oportunos para afirmarlos y, sobre todo, que la práctica política y la gestión de nuestra administración local sea considerada por la ciudadanía como transparente y participativa. El resto es mero marketing o propaganda política, que no tiene ninguna incidencia sobre las cuestiones tratadas y que son de un interés de primer orden para la calidad de la democracia en nuestro pueblo.

Algunos ejemplos de este mismo mes nos conducen a pensar que el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Las Rozas no promueve ni la participación ni la transparencia, si no que pretende obtener una mejor posición en el ranking anteriormente mencionado para publicitarlo convenientemente y afirmar que es transparente y que da cabida a la participación de la ciudadanía.

Por lo que respecta a la transparencia nos hemos encontrado con varios casos, que hemos denunciado, que demuestran que no vamos por el buen camino.

El primero de estos casos hace referencia a la Comisión Intermunicipal entre nuestro Ayuntamiento y el de Majadahonda.

Nos enteramos de su existencia por la versión on-line del diario ABC. Pese a haber asistido a las Comisiones informativas previas al Pleno Municipal de noviembre, en las que algo nos podían haber comentado, siquiera de manera informal, y pese a hacer una pregunta al respecto en el mismo Pleno, la respuesta fue que no nos podían avanzar nada, que no nos podían decir nada sobre la cuestión.

Otro caso viene dado por los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2012. La documentación nos la facilitaron el día 21 a las dos y media de la tarde en una memoria USB, pero los Presupuestos fueron presentados ante los medios, mediante la convocatoria de la oportuna rueda de prensa, ese mismo día a las diez de la mañana. En Technicolor me quedé cuando me telefoneó al día siguiente una redactora de un medio local para que les diera nuestra valoración sobre los citados Presupuestos. Ya me comentaréis.

Finalmente, otro caso viene dado por las modificaciones puntuales al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que se han llevado a cabo en la última semana del mes de diciembre, con Navidad y alevosía. Una rapidez en el proceso de aprobación inicial que no guarda ni al más mínimo respeto a la transparencia.

Se nos convoca para una reunión de la Comisión Informativa de Servicios a la Ciudad, en el transcurso del Pleno Municipal del día 23 de diciembre, para el martes 27. Así nos enteramos de dicha convocatoria el lunes a primera hora de la mañana y la sorpresa mayúscula fue la presentación de esas modificaciones puntuales para ser aprobadas inicialmente en el Pleno a celebrar el día 30, esto es, el viernes de la misma semana.

Cabe recordar, en este punto, las preguntas realizadas en diferentes Plenos Municipales y en Comisiones Informativas al respecto y las largas cambiadas del Concejal de Urbanismo.

Esto por lo que respecta a la transparencia.


Por lo que respecta a la participación, podemos citar los ejemplos del proceso de elaboración de los Presupuestos Municipales, ajenos a la ciudadanía, al tejido asociativo del pueblo, o a los propios Grupos Municipales de la oposición.

Y el otro ejemplo podría venir dado por los contenidos tratados en la reunión del Consejo Económico y Social del pasado catorce de diciembre. La Concejal de Economía, Empleo y Consumo nos comentó las acciones y programas emprendidos a lo largo del año en materia de políticas activas de empleo y de orientación sociolaboral dirigidos a desempleados y desempleadas para, a continuación, pasar a presentar esas acciones y programas a desarrollar el año que viene. Para más inri la documentación de la memoria de actividades relativa al ejercicio 2011 y las actividades programadas para el 2012 nos la facilitan ..., al comienzo de la reunión. Así, el papel de este Consejo queda seriamente menoscabado, ya que una de las funciones del mismo es la participación de los agentes sociales y políticos con presencia en el municipio mediante su consulta en las materias objeto del mismo, de lo contrario se convierte en un Consejo meramente informativo y, obviamente, desnaturalizado. Para ese viaje no hacen falta esas alforjas.

La participación ciudadana en nuestro municipio quedó seriamente malparada cuando el anterior Equipo de Gobierno eliminó la posibilidad de que las vecinas y los vecinos de Las Rozas y de Las Matas pudieran tomar la palabra al final de los Plenos Municipales, interpelando al Equipo de Gobierno, a los Grupos Municipales de la oposición o planteando ruegos para su consideración por el Alcalde.

Esta situación la solventaron sobre el papel con la Ordenanza de Participación Ciudadana, aprobada en el año 1996 y modificada en el año 2000. No nos satisface, ya que en contados casos ha sido puesta en marcha y las Comisiones que están activadas lo son a título meramente informativo, pero puede ser convenientemente actualizada con la participación de toda la ciudadanía o, en el peor de los casos, contando con las propuestas de los Grupos Municipales de la oposición.

En fin, seguiremos planteando nuestras propuestas y nuestros valores relativos a la transparencia y a la participación ciudadana, ya que así, tal y como vamos, no podemos darnos ni por satisfechos, ni siquiera con la idea de que algo estamos aportando para una gestión transparente de la administración más cercana a las vecinas y vecinos de  Las Rozas y de Las Matas, ni con que su opinión sea considerada a la hora de poner en marcha políticas con indudables efectos en su vida cotidiana.

El caso es que parece que el Equipo de Gobierno del Partido Popular confunde la mayoría absoluta de la que dispone en la Corporación con el poder absoluto, cuando ambos términos no son ni siquiera semejantes.

Es una cuestión de patrimonialización del poder y de una muy escasa cultura democrática. Claro que contando de dónde vienen ...