jueves, 27 de octubre de 2011

Breves apuntes para establecer estrategias para La Izquierda

Los gobiernos de coalición con el social-liberalismo, gestionando el sistema desde dentro, mayoritariamente han debilitado a la izquierda, tanto electoral como socialmente. En la gran mayoría de los casos de gobierno de la izquierda transformadora con el social-liberalismo (PSOE), se ha debilitado su base social y se han generado tensiones difíciles de asumir.

Las organizaciones políticas de la izquierda transformadora obtienen mejores resultados electorales allí donde se encuentran fuera de gobiernos. Desde la oposición al social-liberalismo, presentando una sociedad alternativa desde la izquierda, o desde la oposición a partidos conservadores, convirtiendo sus propuestas diferenciadas en el eje de la oposición.

La izquierda transformadora consigue movilizar y es clave en este proceso, pero no consigue erigirse en voz de esa conciencia colectiva, consecuencia de su debilidad para configurarse como alternativa factible de gobierno.

¿La función de lobby es la única que la izquierda transformadora aspira a tener?

(Notas del artículo de Daniel Mari Ripa "La estaca: ¿debilitar o derribar". En "El Viejo Topo". Nº 285. Octubre 2011).