lunes, 12 de enero de 2009

Thomas Frank


http://www.publico.es/internacional/177051/ultraderecha/robado/lenguaje/izquierda


"La ultraderecha ha robado el lenguaje a la izquierda"


Los ultraconservadores han conseguido reapropiarse de alguna manera de la cultura de movimiento social típica de la izquierda emancipadora. Uno de los capítulos más impactantes de su libro es aquel donde describe la campaña de desobediencia civil de los conservadores contrarios al aborto en 1991.

Es una característica fundamental del Contragolpe en todos los ámbitos: ha robado el lenguaje de la izquierda, la actitud de rebeldía en la izquierda, la guerra de la izquierda contra la élite y también las tácticas para crear movimientos. Mientras, la izquierda es una sombra de lo que era. Bienvenido a Estados Unidos.

¿Qué ha ocurrido en estos cuatro años de Gobierno Bush?

¡Desastre! ¡Quiebra! No sólo en un sentido económico. Lo ocurrido ha hecho que el Contragolpe pierda atractivo. ¿Qué más da pelear por los símbolos religiosos de Navidad cuando pierdes tu casa o tienes que declararte en bancarrota porque tu hijo está enfermo? Mucha gente que participaba del imaginario y las actitudes pseudorebeldes del Contragolpe se han desengañado en el choque con la realidad. Hay incontables ejemplos de este tipo de procesos que han aparecido cada día en la campaña de las elecciones de 2008. Y, por ello, los mismos demócratas han jugado en el discurso con un cierto progresismo económico.

¿La crisis ha erosionado el imaginario ultraconservador?

Lógicamente. El candidato republicano, John McCain, no tenía ningún atractivo para el mundo afin a la guerra cultural, de manera que tenía que encontrar a alguien que le diera acceso a la derecha populista. Y Palin ha sido su emisaria. Palin usa un lenguaje populista ferviente; incluso emplea la expresión clase obrera, que ni siquiera he visto pronunciar jamás a los progresistas. Pero, ¿qué pueden decir cuando sus líderes están rescatando a Wall Street?

¿Qué evidencia todo esto?

Los ultraconservadores siempre han adoptado una postura antiestado, pero obviamente no es más que una fachada. Puede que no les guste si los progresistas controlan el Estado con políticas que castigan la contaminación industrial, protegen a la clase obrera y pagan pensiones a los ancianos, pero nunca le han hecho ascos a la intervención estatal siempre que sea a favor de los más ricos. La exposición de esta verdad de forma tan patente como se ha visto en los últimos meses ha causado bastante consternación. Era demasiado hasta para los partidarios más extremistas de la guerra de valores.

¿Cree que Obama puede alterar de forma significativa el actual sistema neoliberal?

Los acontecimientos están llevando el país hacia la izquierda y también a Obama. El sistema neoliberal ha fracasado de manera manifiesta hasta Alan Greenspan lo admite y algo nuevo vendrá a sustituirlo.

En Inglaterra y Francia se ha suprimido del título de su libro la alusión a Kansas. ¿Por qué, si la gracia del libro es el retrato íntimo de Kansas, el reportaje en primera persona?

A mí también me lo parece. La idea de los editores era que la gente del Reino Unido y Francia no sabrían lo que era Kansas. Pero la gente en España lo entenderá mejor, ¡no en balde Sevilla y Kansas City están hermanadas desde el año 69!