martes, 24 de mayo de 2011

Valoración de resultados de las elecciones municipales en Las Rozas

(Vaya por delante que esta es mi valoración personal y no la de la organización de la que formo parte y que me eligió como candidato a la alcaldía de Las Rozas. Es la valoración de un vecino interesado y preocupado por la política del municipio en el que vive).

No hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo aguante, la verdad. La campaña electoral no ha durado quince días, ha durado más de veinte en mi caso. A día de hoy, sin el estrés de la actividad de esa campaña, me encuentro cansado, desarbolado, desencuadernado. Pero ayer me encontraba peor que hoy y mañana espero encontrarme mejor que hoy.

El caso es que ya han pasado varios días de las elecciones locales y autonómicas y mi cabeza está más fría para valorar, que no analizar, los resultados electorales.


Los resultados han sido:
  • PP 24.364 votos (57,7%). 16 concejalías.
  • PSOE 6.356 votos (15,1%). 4 concejalías.
  • UPyD 5.383 votos (12,8%). 3 concejalías.
  • IU-LV 3.170 votos (7,5%). 2 concejalías.
Al ser el número de concejalías 25 se produce, elección tras elección local, una redistribución de las mismas entre las organizaciones políticas que presentan candidato a la alcaldía. De este modo, se produce un juego de suma cero: lo que unos ganan otros lo pierden. Es una mera cuestión de aritmética.

El PP venía de tener en la corporación local 17 concejalías. Atendiendo a los resultados obtenidos en las elecciones municipales del pasado días 22, pierde una. No es una gran pérdida, ya que sigue conservando la mayoría absoluta en el consistorio de Las Rozas, pero pierde una concejalía y un 2% de apoyo electoral (elecciones municipales de 2007, 59,7% de los votos). Bien puede achacarse esta pérdida a los 16 años ininterrumpidos ejerciendo la alcaldía del municipio (el poder desgasta); a la figura del candidato imputado por prevaricación en materia urbanística cuando ejercía de alcalde en el municipio de Guadarrama, José Ignacio Fernández Rubio; o a la candidatura de UPyD que compite con el ala más moderada del electorado del PP.

EL PSOE es el que más pierde en las lecciones locales del 22 de mayo: pasa de tener una representación de 7 concejales a obtener sólo 4. Pero es que venía, en las elecciones de 2003, de tener 9. Sonoro batacazo del partido en el Gobierno central. A este motivo se le puede achacar la pérdida de representación en el Ayuntamiento: ya que no puedo patear el trasero de Zapatero, se lo voy a patear a su representante local. Aunque no es de desdeñar, tampoco, su papel de oposición (en el último Pleno Municipal, como muestra, llegaron a pedir una calle para el alcalde saliente y, de paso, para el alcalde anterior, que era del PSOE, Zuñiga).

El gran vencendor de estas elecciones ha sido UPyD. Se han presentado por primera vez y han obtenido el apoyo de algo más de 5000 electores, que se ha traducido en la obtención de 3 concejalías. A qué se debe este sonoro éxito. En buena parte al encanto de la novedad y a su calculada ambigüedad política. Voto, entonces, coyuntural, de fácil elección, de castigo frente al resto de fuerzas políticas que ya contaban con representación en el Ayuntamiento. Pero no se nos puede olvidar que son de derechas: nacionalismo central frente a los nacionalismos vasco y catalán; ataques frente al derroche administrativo y financiero que suponen las Comunidades Autónomas, el apoyo al copago sanitario; promoción de la educación concertada, ... Tendremos ocasión de observar en este período que se abre el día 11 de junio (formación de las nuevas corporaciones locales) la resistencia del color magenta o su decolaración al azul. Veremos.

Finalmente, la candidatura de Izquierda Unida-Los Verdes Las Rozas-Las Matas ha sido otra de las vencedoras de las elecciones locales: ha duplicado su representación en el Ayuntamiento, de un concejal a dos, y ha presentado el récord absoluto de votos obtenidos, 3170, frente a los 2002 de las elecciones de 2007 y los 1865 de las de 2003. En términos relativos la cifra más elevada es un 12% en los comicios municipales de 1995.

Si contamos los votos recibidos por la candidatura autonómica, 2484, observamos la potencia de nuestra candidatura a la alcaldía y el acierto de nuestra campaña, centrada en unos panfletos temáticos muy ilustrativos de nuestras demandas como vecinas y vecinos de Las Rozas, frente a lo que nos dan y ofrecen los partidos mayoritarios en sus ámbitos de gobierno, y que fueron repartidos en diferentes puntos de Las Rozas y de Las Matas, con muy buena acogida. Nos viene bien salir a la calle.

Por aritmética: un concejal que pierde el PP (de 17 a 16) pasa a UPyD, Las 3 concejalías que pierde el PSOE (de 7a 4), dos de ellas las recoge UPyD y otra IU-LV.

Se puede concluir, entonces, con que el voto de derecha más moderado del PP apoya a UPyD. Como el ala derecha del PSOE votó a UPyD y como el sector más izquierdista del PSOE votó a la candidatura de Izquierda Unida-Los Verdes.

2 comentarios:

Grândola dijo...

Tu franqueza, compañero, no es cuestionable. Me preocupa que digas esto: "A día de hoy, sin el estrés de la actividad de esa campaña, me encuentro cansado, desarbolado, desencuadernado." Y me preocupa porque sabes que estamos en una organización plural y representativa donde ser concejal no es más que ser nuestra voz en las instituciones. Tienes detrás toda una organización que te apoya y te admira.

Volviendo al tema, compañero, se te ha olvidado el análisis que supone la entrada de nuevo electorado, que en Las Rozas, si mal no recuerdo han sido unas 7.000 personas. Parte de ese voto es voto joven (que ha votado por primera vez y lo ha hecho a IU) y parte por nuevos vecinos que han venido al municipio.

En todo lo demás coincido contigo. La candidatura ha sido ilusionante, mucha gente joven en ella, gran representatividad de los barrios y personas comprometidas con el municipio que nos lo hemos currado.

Lo que queda ahora está chupado, ya sabes... adelante y a la izquierda, que el camino está libre y hay que ir desbrozando la senda.

Carlitos Buenaventura dijo...

Lo de ser concejal. con un poquito de rodaje, va estar chupado, la verdad. Es rigurosamente cierto que el apoyo de la Asamblea, de la ciudadanía inconformista, rebelde e informada de Las Rozas, junto a la ilusión de presentar crítica y alternativas y mucho trabajo van a ser nuestro combustible.