viernes, 10 de febrero de 2012

Libre designación de personal funcionario en el Ayuntamiento de Las Rozas

En la Junta de Gobierno Local, celebrada el pasado 13 de enero, la primera de este año, se aprobó la provisión de puestos de trabajo por el procedimiento de libre designación.


Estos puestos de trabajo son:

  • Director de Servicios a la Ciudad. (Nivel 30).
  • Jefe de Servicios de Espacios a la Ciudad. (Nivel 30).
  • Jefe de Servicios de Infraestructuras de la Ciudad. (Nivel 29).
  • Adjunto a Dirección de Servicios a la Ciudad. (Nivel 26).
  • Director de Servicio de Recursos Humanos. (Nivel 30).
  • Jefe de Departamento de Recursos Humanos. (Nivel 28).
  • Adjunto de Departamento de Recursos Humanos. (Nivel 26).
  • Secretarias. Número de puestos de trabajo: 4. (Nivel 16).

Apuntan, además, que el Real Decreto Ley 20/2011, de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público supone la prohibición al conjunto de las Administraciones Públicas de incorporar nuevo personal, por lo que la ampliación de la plantilla del personal funcionario del Ayuntamiento de Las Rozas supone, ni más ni menos, que el incumplimiento de la tasa de reposición cero dictada por el Gobierno.


Tres cuestiones sobre este asunto.

La primera. Cuando se presentaron al Pleno Municipal los Presupuestos Municipales para el ejercicio 2012, se presumió como una medida de austeridad presupuestaria que los puestos de trabajo vacantes no serían cubiertos. Estos puestos de trabajo vacantes, hay que decirlo, se corresponden con las categorías profesionales más bajas y, por tanto, con menor salario.

La segunda. La libre designación en la provisión de los puestos de trabajo apuntados conduce en última instancia a una elevada discrecionalidad en su selección y al despotismo en la gestión de los recursos humanos de nuestro Ayuntamiento.

Además, no se dan las circunstancias, entiendo yo, para lo extraordinario y lo excepcional a la hora de provisionar esas plazas a través de la libre designación.

Y la tercera. El procedimiento de libre designación produce un agravio y un grave menoscabo en la promoción laboral y en las carreras profesionales de los funcionarios de nuestro Ayuntamiento.

Concluyendo: 

¿Dónde queda la austeridad que tanto pregona el gobierno del Partido Popular en nuestro Ayuntamiento?

¿Y la transparencia en la gestión de la que tanto presumió nuestro Alcalde en su discurso de toma de posesión, llegando a hablar incluso de un Ayuntamiento de cristal?

En fin, me temo que asistiremos a un capítulo más de la judicialización de las relaciones laborales en nuestro Consistorio.

No nos debe sorprender, son ya tantos.