lunes, 8 de agosto de 2011

"Adios, princesa" de Juan Madrid




"Bueno, nos contaba que la ideología dominante, sobre el arte y el hecho artístico, y la novela, claro, en estos momentos, en esta etapa del capitalismo, decía él, ha ido creándose durante todos estos siglos en que la burguesía controlaba la producción y la distribución de riquezas y, por lo tanto, la ideología que lo sustentaba. Y esa ideología, en lo fundamental, intenta enmascarar la realidad. No desea que se conozca la verdadera situación del ser humano en este momento histórico, su situación real. Es decir, un ser enajenado, manipulado y explotado, convertido en productor de riquezas y consumidor".

"La cárcel refleja la lucha de clases".