domingo, 8 de febrero de 2009

Mike Davies, "Ciudades muertas".








Mike Davies. "Ciudades muertas. Ecología, catástrofe y revuelta". Traficantes de Sueños. Madrid. 2007.






Miedos conjurados por los medios de comunicación son "expresiones oblicuas", culpables de la negativa postliberal a corregir las verdaderas condiciones de la desigualdad. El miedo se ha convertido en el principal contrapeso para el giro hacia la derecha desde 1980.

Del dominio de la naturaleza por las ciudades a su adaptación ecológica.

La gran ciudad capitalista resulta "extremadamente peligrosa" porque, en lugar de cooperar con la naturaleza, la domina.

Urbanismo inteligente:
- Conservación de recursos.
- Asentamientos eficientes y compactos.
- Respeto hacia el paisaje nativo.
(Tendencia a economías constantes en el uso de los recursos).

Uso intensivo del coche. La "dictadura del coche" provoca la descentralización del consumo y la cultura, atrofiando el centro urbano.

Las autopistas aumentan la dispersión de la población y ésta, a su vez, demnanda la construcción de más autopistas.

Urbanismo alternativo, sostenible y democrático.

Las revueltas urbanas responden al elevado desempleo de determinados colectivos en medio el "boom" económico. Además, estos colectivos pueden estar segregados "de facto" en escuelas y en el acceso a la vivienda.

Las revueltas deben ser entendidas como insurrecciones contra un orden de intolerancia económico-policial.

Absorción final del Estado de Bienestar en el Estado Policial.

La clase media dde las áreas industriales cercanas a las grandes ciudades es racista, xenófoba, muy conservadora, muy clasista, exclusivista, anti-impuestos, hedonista, muy preocupada por la seguridad y lucha contra los subsidios y ayudas a los pobres y marginados de la gran ciudad, ya que éstos detraen recursos que podrían disfrutar.

Metrópolis matándose a sí misma con sus propias toxinas.