viernes, 11 de diciembre de 2009

Cacerolada durante el discurso de Navidad del Rey


2 comentarios:

Obito dijo...

Buenas. Opino que la cacerolada no sirve para nada. Lo que hay que hacer es quitar el cable de la antena que va a la tele minutos antes de que juancar empiece a desvariar, y ponerlo de nuevo cuando termine. Así la familia ni se entera pero las cadenas de tv sí y verán q la audiencia ha bajado. Salud y república

Carlitos Buenaventura dijo...

Pues es otra medida contra la monarquía, pero eso sí, coincidirás conmigo, mucho menos sonora.
Salud y República, compañero