miércoles, 20 de abril de 2011

Participación ciudadana


Estos últimos días hemos estado trabajando en la edición de nuestro programa electoral de cara a los próximos comicios locales.

Decía el genio de Oscar Wilde que las personas en el momento de redactar su "curriculum vitae" alcanzaban la perfección. Algo similar nos ha ocurrido a nosotros en la redacción del programa electoral.

A la hora de ponernos manos a la obra detectamos todas las carencias que presentan Las Rozas, porque somos vecinas y vecinos que vivimos en el municipio y nos topamos todos los días con ellas.

Pero ha sido en el momento de ponernos a elaborar nuestras propuestas cuando, sin quererlo, ha emergido el deseo de una ciudad distinta a la que vivimos: la ciudad ideal, la que perseguimos, la que se puede poner en marcha, por la que luchamos.

A este sentimiento se ha unido la inesperada, por su volumen, aportación de los vecinos, sobre todo a partir del espacio que en nuestra web hemos habilitado para que las vecinas y vecinos nos realizasen sus demandas y sus propuestas de mejora con el fin de que las considerásemos y las incluyésemos en nuestro programa electoral.




Aportaciones de diferentes barrios, de jóvenes, de mayores, de mujeres, de desempleados, de autónomos, de aquellas vecinas y vecinos que ven como los efectos de la crisis se están llevando por delante lo que tanto esfuerzo y sacrificio les ha costado alcanzar, ... Que nos apuntan que nosotros somos diferentes, que también somos vecinas y vecinos de Las Rozas, que procuramos el bien común y no enriquecernos con la actividad política, ni nosotros, ni nuestros "amiguitos del alma", que tenemos oídos para escucharles, que tenemos la capacidad de articular sus demandas y llevarlas a los Plenos Municipales. Que queremos transformar Las Rozas, en definitiva.

Y así ha sido. Las denuncias, las demandas y las aportaciones han tenido una perfecta cabida en nuestro programa electoral. Encarnan, también, las ideas de cambio, de mejora, de progreso, de transformación de la ciudad en la que vivimos. Queremos vivir en una ciudad de y para las vecinas y vecinos, en la que se consideren sus ideas, sus necesidades, sus deseos ...

Gracias, de verdad a todos ellos. La tarea de redactar el programa electoral, siempre ardua, se ha hecho mucho más sencilla gracias a esas aportaciones y opiniones. Se ha hecho mucho más ilusionante al tener constancia de que somos muchos los que deseamos que Las Rozas cambie.